botas con ojillos (1)

Piel de encanto

Nunca me he sentido muy atraído por la moda, pero algo sé y es que las botas de casquillo para trabajo no van con nada, ¿Están de acuerdo conmigo?

A todos los que asentaron con la cabeza, permítanme decirles que están sumamente equivocados.

Bueno, no quedan absolutamente con todo, pero si con casi todo. Como ya les dije, las tendencias de moda en cuanto a ropa, me viene y me va, utilizo cuatro pares de tenis, casi siempre jeans y playeras sport y tipo polo. Me siento muy a gusto y realmente no tengo ningún problema con entrar a un restaurante caro con mezclilla y una playera “equis”, cosa que siempre ha criticado mi madre. Aunque, ella tampoco es materialista, ha sido educada con ciertos parámetros y ella nos lo transmitió… o al menos eso intenta.

Cuando compro un par de tenis nuevos, lo utilizo hasta que tengan algún hoyo, o lo sucio ya no se les quite, ya sé que el calzado y apariencia habla mucho de una persona, pero creo que la personalidad más. Esto no lo cree esta prima mía que me invitó a su cumpleaños en Tepoztlán. Ella siempre está muy arreglada y al tanto de la moda. Estaba con una amiga caminando en una plaza y nos dirigíamos a Liverpool para comprar dulces, cuando pasé junto a una tienda donde vi unas botas que me llamaron la atención muy parecidas a las que venden en garufajeans.com.mx, se veían fuertes, pesadas, además de un color miel que me gustó mucho, no sé, por alguna razón las vi diferentes a todas las demás. Decidí probármelas para ver que tal me veía con botas de este tipo. Resultó que además de verse bien, eran muy cómodas. Tienen estoy ojillos metálicos que les quita la simplicidad y hasta sientes que puedes trepar un árbol sin siquiera rasgarlas.

Por supuesto me las llevé a Tepoztlán, y en el cumpleaños de mi prima todos iban muy bien vestidos y todos los hombres usaban zapatos, bueno, todos excepto uno. Yo llevaba las botas color miel que tanto me gustaron y aparte de bonitas, y me ayudaron a conquistar a la chica con la que baile toda la noche.

hombres que son hombres

Hombres que actúan como hombres

Muchachos, corríjanme si me equivoco, pero acaso hay algo más importante en este mundo que el momento definitivo en el que demuestras al mundo que eres un machito y no una nenita llorona. Si no saben  a qué me refiero, les explico rápido, el problema no es que un niño no sepa usar apps, no manejen maquinaria pesada de construcción o utilicen software complicado de utilizar como Sap Business One Mexico, no es que no lo puedan hacer, es que ¡no quieren!

Es sumamente complicado pensar en hombrecitos que no están preocupados en averiguar cómo funciona la maquinaria de un reloj, sino que están usando su tiempo y esfuerzo buscando ropita que combine con sus nuevos zapatitos de Ermenegildo Zegna, lo que personalmente no me parece una mala idea la de saber vestir bien, pero no al coste de perder su esencia como hombres.

La verdad que tengo algunos amigos que visten de una forma maravillosa, pero no por usar Gucci se pierden de utilizar una camioneta o camión y estoy seguro que si les ofreciera manejar un taladro hidráulico si tuvieran la oportunidad y lo sé porque yo mismo he pedido a los trabajadores de la calle que me permitan utilizar alguno para poder tomarme fotos con él jaja.

La verdad es que mis amigos que trabajan en empresas enormes como el Palacio de Hierro, Coca Cola o Xamai son personas que tienen dinero, buen gusto y exudan masculinidad y hacen lo que quieren sin preocuparles si se verán mal o les tomarán una foto donde salen despeinados.

sap business one

En verdad que cuando salgo con mis cuates no tenemos miedo de ir a la playa, aventarnos sobre la arena, ponernos hasta la madre y hacer videos para snapchat, porque sabemos que nos vemos bien, sabemos lo que hacemos y todo saldrá bien.

Así que bueno, ya lo saben. No importa si se dedican a desarrollar software como en xamai.com.mx o si su trabajo es vender perros calientes como en costco.com, si hacen su trabajo con gusto y deseo de ser hombrecitos, eso serán y no nenitas.