cuidadoconeldiente

Cuidado con el diente

Entre las mucha cosas que no entiendo, es como es que la gente puede tener una higiene bucal tan mala.

Recuerdo que hace muchos años cuando aún era un niño. En la escuela, estabamos platicando acerca de otro amigo que le acababan de poner frenos en los dientes para enderezarlos. Todos hicimos comentarios acerca de nuestras experiencias en el dentista, algunos decían que los asustaban, otros no les importaba, y un amigo comentó algo que me llamó mucho la atención, él dijo -yo tengo dientes perfectos, nunca ido al dentista-.

Lo primero que me me dio fue asco, me imagine que nunca le han hecho una limpieza bucal, y luego me di cuenta que realmente no es su culpa, la culpa es de sus padres que no le han inculcado la importancia de un cuidado bucal adecuado.

Esto repercute mucho cuando crecen, pierden el sentido de la higiene bucal. Yo no podría desatender mis dientes o algo físico notable. No porque sea vanidoso pero estoy consciente que la apariencia de una persona influye mucho en su relación con las demás personas.

Hace un par de meses, me gané un viaje por Aeromexico con dos acompañantes y estuve de viaje visitando la ciudad de San Cristobal en Venezuela. Fui con otros dos amigos y sus respectivas parejas; un amigo se lastimó un diente masticando un dulce típico del país y se le quebró el diente. Parecía muy preocupado, más de lo que yo considero debería de estar. Se puso a buscar odontólogos en san cristóbal y encontramos uno que estaba relacionado con uno de sus denstistas que en México, Glossdent. Esto nos dio confianza y nos dirigimos inmediatamente. Le arreglaron el diente y no pasó a más.

Regresando de viaje, de abordar el avión me puse a ver las fotos que nos habíamos tomado y me di cuenta que él tiene una sonrisa muy grande para las fotografías, siempre es la misma pero es un sonrisa muy grande. Y fue entonces que entendí porque le preocupaba tanto arreglar su diente, el sonríe en todo momento en las fotografías y por supuesto no querría salir con el diente a la mitad.

 

Teamwork couple hiking help each other trust assistance silhouette in mountains, sunset. Teamwork of man and woman hiker helping each other on top of mountain climbing team

Valores hogareños

Mi gran y mejor amigo se llama Gustavo. Ha sido mi amigo desde que teníamos 6 años, fue justo cuando entre a primero de primaria. Vive con su madre y hermana, su padre falleció hace varios años y el ha tomado mucho el papel del “hombre de la casa”. Tiene muchos deberes en su hogar pero claro no significa que no pueda salir nunca con sus amigos o alguna chica. Tiene su tiempo muy bien organizado para aprovechar el día.

Tiene un par de semanas que no nos vemos, aunque procuramos por lo menos saludarnos por mensajes de texto, ya casi no nos vemos. La última vez que nos vimos, lo acompañe a ver diferentes centros de rehabilitación física. Su hermana juega Rugby y se lesionó jugando. Así que recorrimos la ciudad de extremos a extremos yendo a ver los diferentes centro y creo que el que más le gustó fue uno llamado Terapias Elite. Yo conozco a un doctor que trabaja en el Star Médica y me dijo que ese centro es muy recomendado asi que fue esa la mejor razón para contratarlos.

Es muy importante que siempre que estemos en una casa, seamos de ayuda y no solo estemos pasando de la habitación a la cocina. Para mi, Gustavo es un gran ejemplo como hombre de familia. Además de tener muy buenos valores, junto con su madre, se hacen cargo de la casa y de la familia y al menos así seguirá hasta que terminé la universidad y tenga que hacer el su propia vida.

No seamos holgazanes, los hombres tenemos más fuerza y a veces energía si formamos parte de una familia seamos una pieza elemental.

En este blog no hablamos más que con la mera neta. Por eso cada artículo está basado en una experiencia, anécdota y por supuesto llego a darles consejos, consejos como persona mortal promedio. Es mi punto de vista y estaría encantado que pudieran darme algún comentario para que podamos hacer de este blog, un espacio de intercambio de ideas y opiniones para llegar a alguna conclusión.

ortopedistasdf6

TALÓN DE AQUILES

 

Hola a todos ustedes mis machos bien machos.

Este fin de semana me ocurrió algo que me impactó mucho y quiero contárselo a todos ustedes para que sean conscientes que no importa cuán grandes sean de estatura o músculos, los humanos somos muy frágiles.

Imagínense, estoy en el parque comiendo un helado, riéndome con mi chica y al siguiente segundo estaba buscando ortopedistas en df en mi teléfono.

A mi no me pasó nada, ni a mi chica, por suerte… y digo por suerte porque por unos segundos de diferencia pudimos haber sido nosotros los que resultaríamos afectados.

Estábamos caminando de regreso al coche después de haber comprado un helado de limón, creo que el de ella era de cereza, en fin. Me tropecé con una pequeña grieta en el suelo y dos chavos que iban caminando atrás de nosotros nos rebasaron y al cruzar por un camino del parque que estaba a solo unos dos metros, pasó una bicicleta y ninguno de los tres se detuvo así que el ciclista los arrolló. Mi novia y yo corrimos a ayudarlos a levantarse y asegurarnos que estaban bien que para la mala suerte de uno de ellos, no estaba bien. Se dobló el tobillo muy feo, se le veía chueco pero sin pensarlo lo regresó a su lugar. Creo que la adrenalina lo ayudó con el dolor pero cuando intentó seguir caminando, se quejaba y cojeaba.

Había un ISSSTE a una media hora de trayecto pero encontré esta clínica Ortomédica que estaba cerca del parque donde estábamos y los acompañamos y bueno lo demás ya es otra historia. Lo que me importa decirles es que este chavo tenía un cuerpo muy trabajado. Tal vez hacía barras y gimnasio, puede verse fuerte pero el impacto fue en el tobillo, tal como Aquiles. En esta ocasión fue una bicicleta que iba despacio y aún así lo dejó sin caminar. Imagínense que hubiera sido un automóvil o una moto, las consecuencias pueden ser peores, no debemos de dejar la precaución de lado.

La moraleja de esta historia es “Cuidado que las bicicletas también atropellan”.