actitudsonriente

¡Actitud sonriente!

La apariencia de las personas, en muchas ocasiones, define grandes aspectos de ella. Aunque también las apariencias engañan. Lo que si es verdad, es que una apariencia atractiva genera con más facilidad empatía con las demás personas. Cuando una persona no muy agraciada se acerca a ti en la calle, tu primera reacción es sorpresa con un poco de inseguridad, sin embargo si alguien atractivo se te acerca mientras vas caminando, prestas atención a lo que te dice y en muchas circunstancias accedes a lo que te dice.

Es por esta razón que muchos host, vendedores o promotores son contratados principalmente por su físico para poder llamar la atención de las personas y hacer más fácil el convencimiento.

Muchas opiniones dicen que el atractivo en los hombres no es tan necesario. Es decir, existen otros factores que a las personas les interesan más o causan mayor y mejor impresión. Tales como, la actitud, el sentido del humor, la inteligencia y por supuesto; el dinero. Aunque muchas personas opinan que sino cuentas con una actitud imponente, buen estado de ánimo o económicamente estable, algunos tienen su buen parecido lo que los hace atractivos más que otra cosa. Ya que si tienes un buen atractivo, lo demás no es necesario ponerlo sobre la mesa.

¿Ustedes que opinan?

Tengo un buen amigo llamado Luis, que fue a una clínica de odontología estética wtc, y a un buen estilista y desmatólogo. Todo esto consiguiendo un buen físico. Por supuesto, también se inscribió al Smartfit  y empezó a ir con un nutriólogo. Cuando comenzó con todo este cambio de apariencia comenzó a tener un poco más de interés de las mujeres hacia el. Poco a poco fue sintiendo que su vida social fue mejorando.

Pensó que eran todos estos cambios en su aspecto físico lo que lo estaba logrando pero en una ocasión lo acompañé a Glossdent donde se está arreglando los dientes y escuché que su doctor le dijo algo muy certero. Si la gente empieza a acercarse más a ti, no es por tu sonrisa, es porque todos estos cambios te están dando más seguridad a ti de tu acercarte a la gente. Así que todo está en tu mente.

 

liderojefe

¿Líder o jefe?

Algunas ocasiones creemos que si una empresa tiene como lider a un hombre de traje, zapatos brillosos y un excelente carro. La empresa es exitosa porque ese hombre la llevó al éxito. ¿Fue ese hombre o fue su equipo de trabajo?

Yo trabajo en marketing y he trabajado en diferentes empresas, tanto grandes como pequeñas. La última empresa de la que tuve que desistir era una pyme que creció notablemente por darse a conocer en toda la región donde se encontraba. Claro que era una región pequeña con no mas de 150,000 habitantes, sin embargo, casi no se daba a conocer por alguna u otra razón. Cuando contrataron a un nuevo gerente, también cambiaron a parte importante del personal que trabajaba. Fue entonces cuando yo, junto con mi equipo de trabajo, logramos entrar  esa pequeña imprenta.

Lo que me pareció más curioso es que siendo una imprenta, no tuvieran algún tipo de artículos con impresiones de su marca o logotipo o algo que los diera a conocer. Así que me comuniqué con mis confiables Losfer y les encargué cierta cantidad de plumas promocionales df y me las hicieron llegar en poco tiempo.

Comencé con la distribución de estas plumas y otros pequeños objetos y ¡Voila! La empresa comenzó a subir e incluso cadenas hoteleras como Meliá, se comunicaban directamente con nosotros para trabajar con sus uniformes y entre otras cosas.

Los número de la empresa subieron en fuertes cantidades y quién se llevó el premio? Por supuesto, que el nuevo gerente, él sin siquiera saber lo que estaba sucediendo en sus departamentos que tenía a cargo. Él se llevó el crédito y eso es algo completamente cobarde y ruin.

Demuestra la debilidad mental de un hombre. Por eso, cada vez que vean a un hombre dirigiendo una gran empresa, tengan el mismo respeto hacia él que hacia cada trabajador que está laborando en la empresa porque una empresa grande y exitosa tiene como base a empleados y trabajadores que dedican horas de su vida y talento para hacer crecer un negocio que no es suyo porque el crecimiento y la experiencia personal no tiene precio ni limites.

competenciaigualitaria

Competencia igualitaria

Como ya sabrán ustedes mis lectores, los artículos que escribo aquí directamente hacia los hombres. Consejos y pensamientos de macho a macho. Y ¿cómo sería un hombre bien hombre? ¿Un millonario dueño de una de las empresas de tecnología más grandes del mundo? ¿Uno que es exitoso y además un padre y esposo ejemplar? o tal vez,  uno que decide viajar al rededor del mundo y andar conquistando corazones?

Yo pienso que un hombre es admirado por el respeto que le tiene la gente y por lo logros que ha conseguido sin ensuciarse las manos, y cuando digo “ensuciarse” no me refiero al trabajo duro, sino a los malos negocios, a las formas denigrantes de conseguir dinero. Por supuesto, me estoy metiendo en un tema de educación  y adquisición de valores y me atrevo a comparar repitiendo un diálogo de un antiguo de una lectura griega que dice -un héroe verdadero no lo es por el tamaño de sus músculos sino por el de su corazón-. Y es esto precisamente lo que intento decirles.

Actualmente el concepto de “machos” ha cambiado mucho. Como lo explicaba un periodista de la revista Muy Interesante, los conceptos de hombre y mujer se han visto modificados por la gran influencia del feminismo. Esto ha determinado grandes cambios al momento de referirse a un hombre o a un mujer. En la búsqueda de la igualdad, los hombres pueden ser musculosos y representar fuerza, y aunque la mujer no pueda tener músculos tan grandes como los del hombre, también representa fuerza. Un hombre con traje y un buen carro puede representar éxito, y una mujer con una vestimenta formal en un auto caro, también representa éxito. La situación ha cambiado mucho el día de hoy.

Susan Jupura, es una de las mujeres más exitosas del mundo, creando softwares y sistemas computacionales que grandes empresas como Grupo Scanda, utilizan sus funciones como uno de sus principales servicios.

La siguiente vez que veas una gran empresa, incluso un imperio millonario, no dudes que la cabeza al mando sea una mujer y tenga a sus pies a hombres trabajando para ella.