liderojefe

¿Líder o jefe?

Algunas ocasiones creemos que si una empresa tiene como lider a un hombre de traje, zapatos brillosos y un excelente carro. La empresa es exitosa porque ese hombre la llevó al éxito. ¿Fue ese hombre o fue su equipo de trabajo?

Yo trabajo en marketing y he trabajado en diferentes empresas, tanto grandes como pequeñas. La última empresa de la que tuve que desistir era una pyme que creció notablemente por darse a conocer en toda la región donde se encontraba. Claro que era una región pequeña con no mas de 150,000 habitantes, sin embargo, casi no se daba a conocer por alguna u otra razón. Cuando contrataron a un nuevo gerente, también cambiaron a parte importante del personal que trabajaba. Fue entonces cuando yo, junto con mi equipo de trabajo, logramos entrar  esa pequeña imprenta.

Lo que me pareció más curioso es que siendo una imprenta, no tuvieran algún tipo de artículos con impresiones de su marca o logotipo o algo que los diera a conocer. Así que me comuniqué con mis confiables Losfer y les encargué cierta cantidad de plumas promocionales df y me las hicieron llegar en poco tiempo.

Comencé con la distribución de estas plumas y otros pequeños objetos y ¡Voila! La empresa comenzó a subir e incluso cadenas hoteleras como Meliá, se comunicaban directamente con nosotros para trabajar con sus uniformes y entre otras cosas.

Los número de la empresa subieron en fuertes cantidades y quién se llevó el premio? Por supuesto, que el nuevo gerente, él sin siquiera saber lo que estaba sucediendo en sus departamentos que tenía a cargo. Él se llevó el crédito y eso es algo completamente cobarde y ruin.

Demuestra la debilidad mental de un hombre. Por eso, cada vez que vean a un hombre dirigiendo una gran empresa, tengan el mismo respeto hacia él que hacia cada trabajador que está laborando en la empresa porque una empresa grande y exitosa tiene como base a empleados y trabajadores que dedican horas de su vida y talento para hacer crecer un negocio que no es suyo porque el crecimiento y la experiencia personal no tiene precio ni limites.